Skip to content

Dropshipping

El comercio electrónico se ha posicionado como una excelente opción tanto para comerciantes como para compradores, especialmente en un contexto en el que se hace necesario el distanciamiento social. En ese sentido, el dropshipping juega un papel fundamental a la hora de mantener la continuidad en los flujos de ventas.

¿Qué es el Dropshipping?

En concreto, el dropshipping es una modalidad de e-Commerce en la que el vendedor no necesariamente tiene en stock los productos que ofrece en su tienda virtual, adquiriéndolos a un tercero en caso de que se realice una venta y enviándolo directamente al comprador, acortando la cadena logística y ofreciendo mejores tiempos de respuesta a los usuarios.

A diferencia de una tienda de e-Commerce en la que se gestionan las propias existencias, el modelo dropshipping conlleva una gestión diferente del negocio, una en la que el vendedor toma el rol de intermediario entre el comprador y el proveedor del producto en cuestión.

Antes de que decidas sumarte a esta modalidad de e-Commerce, vale la pena revisar las principales ventajas y desventajas que conlleva:

Ventajas del dropshipping


No requieres de un gran capital para comenzar

Puesto que bajo este modelo no es necesario mantener un stock de productos, no es necesaria una gran inversión para comenzar. En ese sentido, esta representa una de las mayores ventajas del dropshipping, ya que no es necesario mantener un inventario nutrido y la adquisición de los elementos se materializa solo cuando el comprador ha hecho su transacción.

Reducción de costos

Mientras las tiendas virtuales tradicionales necesitan mantener un stock de productos para sustentar la oferta, el dropshipping ofrece mayores libertades en relación con los gastos. 

Así, esta modalidad permite prescindir de bodegas o almacenes (con todos los costos asociados a este ítem), el empaquetado y envío queda a cargo de la compañía proveedora (pues es la que despacha al cliente), y te olvidas de la gestión del inventario, ya que no tienes que administrar existencias. Eso, sin mencionar que se reducen considerablemente los costos de personal y arriendo de oficinas, ya que podrías administrar tu negocio desde tu hogar, bastando solo un computador y un buen olfato para los negocios.

Mayor variedad de productos

Al no tener la necesidad de tener stock de productos para ofrecerlos, es posible contar con una amplia variedad, haciendo de tu tienda de e-Commerce una atractiva opción para tus potenciales clientes.

Desventajas del dropshipping


Alta competencia

Con todas las facilidades que supone montar una tienda de e-Commerce basada en el dropshipping, una de las grandes complicaciones de esta modalidad es la alta competencia.

Considera que son miles los negocios que operan bajo esta modalidad, y de todos los tamaños, por lo que ganar una parte del mercado resulta sumamente difícil (a no ser que busques nichos muy específicos, lo cual conlleva la necesidad de tener una buena red de proveedores y contactos).

Bajos márgenes de ganancia

Al haber una alta competencia, los proveedores no tienen la necesidad de negociar los precios, por lo que los márgenes de ganancia son muy estrechos, obligándote a incrementar el volumen de ventas para mantener ingresos que superen los costos operativos.

Coordinación logística

Imagina que un cliente ha comprado varios productos en tu tienda online, pero tú debes gestionarlos con distintos proveedores. Esto tiene un impacto directo en la cadena logística pues, como es el proveedor quien envía al cliente final, no tienes mayor control de los procesos y tiempos de envío.

Consideraciones para comenzar tu e-Commerce basado en dropshipping

Habiendo revisado las principales ventajas y desventajas que supone esta modalidad de comercio electrónico, si decides operar con base en el dropshipping considera los siguientes puntos:

  • Investiga muy bien el mercado. Ya sabes que se trata de un modelo con bajos márgenes de ganancia, por lo que debes ser muy cuidadoso a la hora de elegir el tipo de productos que comercializarás y el público al que apuntas.
  • Enfócate en los nichos menos explotados. Productos como artículos deportivos o moda son frecuentes en la oferta de tiendas online. Aléjate de los rubros en donde la competencia es mayor y busca nichos poco explotados.
  • Diseño y usabilidad. Entendiendo que casi el 80% de los usuarios de smartphones ha realizado compras online desde sus dispositivos durante los últimos 6 meses, debes priorizar un diseño responsivo de tu tienda virtual, de fácil navegación y siempre ofreciendo la mayor cantidad de información posible por cada producto.

El dropshipping es una modalidad de comercio electrónico que puede ser bastante atractiva si sabes cómo gestionar tu negocio. En ese sentido, es recomendable adoptar un sistema de ventas que optimice las transacciones y permita llevar un mayor orden de ingresos y egresos, algo indispensable para una buena gestión de los recursos y, así, incrementar los márgenes de ganancia. 

× ¿En que te puedo ayudar?